Madrid y Barcelona. Sedes de mis conciertos de 2017

Como ya hice el año pasado me apetece contaros cómo lo pasé en 2017, en lo que respecta a música en directo, y que de alguna manera no quede solo en mi memoria. Pues bien, mi año "conciertoso" comenzó en febrero en la sala Changó club. primero con el concierto de Letz Zep, un grupo tributo a los británicos Led Zeppelin y segundo con una actuación de los catalanes Sidonie para un programa grabado de Los 40. De los primeros os puedo decir que fue de nuevo un conciertazo, de hecho me atrevería a decir que musicalmente es hasta más interesante verles a ellos en directo que a los originales, por los evidentes estados de forma de cada uno. Este set list incluía, entre otros, temas como Heartbreaker, Ramble On, Kashmir, Rock and Roll, Immigrant Song, Whole Lotta Love, Black Dog o Starway To Heaven. Nada mal, ¿verdad? 

Comenzó 2016 con la marcha de Bowie

Después de un 2015 en el que solo pude ir a uno, el de la banda tributo a Led Zeppelin: Letz Zep, y que a decir verdad tampoco es que hubiese más conciertos que me llamasen la atención, se puede decir que pasé un 2015 prácticamente en blanco, en lo que a conciertos se refiere. Comenzó 2016 con mal pie, el 11 de enero sobre las 8:30 de la mañana, escuchando Melodíafm en la oficina, oí el nombre de David Bowie, me llamó la atención y subí el volumen. Shock. A continuación me llegaron varios whatsapps y vi enseguida como las redes sociales empezaron a "echar humo" sobre el asunto. Era difícil de creer, de asimilar, pero David Bowie era mortal.